4 tips para ahorrar dinero cada mes

0
89

4 tips para ahorrar dinero cada mes Se dice que “el ahorro es la base de la fortuna” y no puede ser más cierto.

Tener un “colchón” guardado puede servirnos ante una mala situación económica para invertir o pensar en el futuro.

Por ello, en el siguiente artículo te daremos algunos tips para ahorrar dinero cada mes.

¡Y luego úsalo como consideres más adecuado!.

¿Por qué es bueno ahorrar dinero?.

Siempre es necesario contar con un poco de dinero guardado que sirva para una emergencia, para hacer un buen negocio o para gastos extraordinarios.

Muchas personas viven “al día” y están a un mes de la quiebra si son despedidos de su empleo (más allá de la indemnización que puedan recibir).

No todos tienen el hábito del ahorro y, peor aún, no saben cuáles son sus beneficios.

En cualquier momento puede surgir algo de imprevisto que requiera contar con dinero en efectivo.

¿Cómo lo solventamos si únicamente tenemos deudas y la tarjeta de crédito en rojo?.

Y no solo eso, sino que además ahorrar dinero es sinónimo de pensar en el futuro.

Quizás seas de aquellas personas que “vive el hoy”, pero debes tener en cuenta que si en el presente te va bien, tal vez las cosas cambien mañana.

Siempre debemos estar preparados.

No quiere decir con ello que dejemos de darnos algunos gustos, pero sí que esos gastos adicionales e innecesarios sean más la regla que la excepción.

Hay muchos gastos que repercuten en nuestra economía: las vacaciones, las cenas en restaurantes, las escapadas de fin de semana o la ropa.

También gastamos mucho cuando es temporada de rebajas, cuando hay ofertas o promociones en nuestras tiendas favoritas o si estamos aburridos.

Para no llegar a la situación de “recortar gastos” por un factor externo, como por ejemplo (aumento en todos los servicios) sería bueno que ahorrases un poco cada mes.

Tips para ahorrar dinero.

Por un lado se trata de ser más organizado o inteligente y por el otro de renunciar a ciertos “placeres” que solo intentan llenar un vacío o darnos la sensación de felicidad por poco tiempo.

Por ejemplo, los “caprichos” de ropa, zapatos o salidas nocturnas pueden reducirse lo máximo posible con el objetivo de ahorrar dinero.

Aquí te damos otras recomendaciones:.

Anota tus gastos.

notas.

Una de las mejores maneras de ahorrar dinero es conocer tus hábitos de consumo.

Esto quiere decir que durante un mes te tomes el trabajo de anotar cada cosa que gastas.

Al regresar de hacer la compra o de pagar las cuentas coloca esos valores en una libreta (o planilla de Excel).

Sé detallista en tus anotaciones para darte cuenta en qué cosas estás gastando de más… un café de camino al trabajo, el almuerzo en la oficina, una crema de manos o un viaje en taxi.

Cuando sabemos en qué gastamos el dinero, podemos eliminar aquellos ítems innecesarios.

¿Por qué mejor no te preparas el café en casa y lo llevas en una taza especial? ¿Y si en vez de comprar el almuerzo lo cocinas el día anterior?.

Establece un presupuesto.

Descubre el método japonés para ahorrar dinero.

Si eres el encargado de hacer las compras y pagar las cuentas en casa, seguro sabrás el valor aproximado de lo que necesitas mensualmente.

Ten en cuenta todos los gastos fijos y no te pases de lo estipulado.

Por supuesto, que pueden haber cambios, por ejemplo (que la factura de la luz haya aumentado), pero puedes reducir el gasto de electricidad si enciendes menos luces o lavas la ropa solo una vez por semana.

El presupuesto nos puede ayudar de muchas maneras porque, por un lado sabemos cuánto gastamos y por el otro tenemos un “tope” máximo.

Haz la cuenta de cuánto gastas en alimentación, transporte y servicios, es decir, los tres pilares fundamentales de un hogar.

Separa para el ahorro.

ahorro.

Uno de los principales errores que cometen las personas al intentar ahorrar dinero es pagar todas las cuentas y los gastos mensuales y luego, si sobra algo, ponerlo en una alcancía.

Sin embargo, eso muchas veces nos deja con muy poco dinero disponible para guardar.

Se recomienda que el ahorro cada mes ronde el 10 % del sueldo… y para asegurarnos que esa suma llegue al lugar indicado (una caja de seguridad, debajo del colchón o una pequeña inversión) la debemos separar ni bien recibimos nuestra paga.

Y algo más: establecer qué situaciones o compras se merecen el retiro de cierto dinero que se ha guardado.

Por ejemplo, una emergencia médica, un problema con el coche, un arreglo urgente en casa, etc.

Ahorrar dinero no es sinónimo de gastarlo “en cualquier cosa”, sino estaremos como al inicio.

Reduce tus gastos y deudas.

Esto es fundamental para tener una mejor finanza y poder planificar a futuro.

Como primera medida, te recomendamos que dejes de pagar el mínimo de la tarjeta de crédito y que trates de adelantar cuotas en tus préstamos personales.

De esta manera evitarás incurrir en deudas mayores por intereses o sanciones.

En segundo término es muy importante que reduzcas tus gastos mensuales.

¿Eres de cenar fuera todos los fines de semana? Hazlo solo una vez al mes.

¿Te compras ropa cada vez que cobras? Solo adquiere prendas para ocasiones especiales como, por ejemplo, tu cumpleaños.

¿Viajas todos los feriados? Mejor quédate en casa alguna vez.

Source: Youtube