Siempre escuchamos de las adicciones a las drogas, cigarrillos, juegos de azar, y muchas otras, pero ¿Será posible ser adictos a las compras por internet? Hoy más que nunca nos parece común escuchar adicciones que antes no conocíamos, o que quizás no se habían estudiado de una manera profunda para llegar  a la conclusión de que son una adicción.

En el conjunto de lo que desde nuestra visión podría ser “nuevas adicciones” está la oniomanía, quizás su nombre no nos indique exactamente la adicción a la que está relacionada, pero se refiere a la adicción a las compras. ¿Por qué en la actualidad es más normal la adicción a las compras? Influyen una serie de factores, pero en este caso destacamos dos a continuación:

  • Facilidad de compra. Hoy, casi siempre cercano a nuestro domicilio está un centro comercial que nos permite tener facilidad de acceso a los productos que consideramos necesitar.
  • Facilidad de consumo. Vivimos en una sociedad donde se le rinde culto al consumo, es decir, se nos impulsa a comprar casi cualquier cosa y nos sentimos satisfechos cuando las adquirimos.

La variante de las compras por Internet.

La adicción a las compras, específicamente al hecho de comprar online, viene dada por la facilidad de que a través de una conexión a internet, ya sea desde la computadora o un dispositivo móvil podemos ingresar a tiendas que ofrecen sus productos desde la distancia. ¿Es malo utilizar la tecnología para comprar? No, ¿Es malo si los patrones de consumo están fuera de lo habitual? Si.

Como toda adicción se debe tratar con atención, y buscar ayuda. Incluso, llegamos a pensar que hay adicciones más importantes que otras, y no es así, toda adicción por más sencilla que parezca debe ser atendida con la ayuda de un profesional, aunque esta sea a las compras por internet, porque puede comprometer definitivamente el bienestar de la persona, incluso estar en juego su propia vida.

¿Cuándo debo preocuparme?

Debes estar alerta si en tu vida son comunes algunos de los siguientes comportamientos:

  • Navegación web. Observa cuales son los sitios web que más visitas y en los que duras más tiempo, si son aquellos que ofrecen comprar online, debes empezar a preocuparte.
  • ¿Qué compras? Los productos que compras por internet ¿Los necesitas verdaderamente? ¿Qué motivó la compra?
  • Gastos y deudas. Los movimientos de tu tarjeta de crédito están teniendo un movimiento de consumo inusitado, específicamente por adquirir productos que están en venta por internet, cada vez tienes menos dinero disponible, y aumenta el monto mínimo del pago mensual de tu tarjeta de crédito.
  • Sensación de euforia. Cuando compras por internet tienes una sensación de euforia o de satisfacción que no es común en ti. Desde el momento de la compra estás esperando con ansias el día y hora en el que te llegará el paquete, y no dejas de pensar en ello.

Consecuencias de la adicción a las compras en línea.

Al igual que cualquier adicción, esta enfermedad no solo afecta a la persona que la sufre, sino también a su entorno. Los continuos deseos de comprar online impiden el correcto desenvolvimiento de la persona en sociedad, y afectan sus relaciones familiares y personales. Además que cambian sus rutinas y prioridades, prefieren gastar su dinero en comprar ropa, zapatos, aparatos electrónicos, en vez de usarlo para conseguir cosas verdaderamente importantes como medicinas. Por eso es un error pensar que la oniomanía no pone en juego la salud de quien la padece.

Analiza tu comportamiento sobre las compras por internet.

Esta adicción, así como cualquier otra, busca sustituir o satisfacer otra necesidad, es por ello la importancia de autoanalizarse, para detectar qué vacío hay en tu vida que deseas llenar a través de comprar online. No es sencillo llegar a alguna conclusión sin ayuda, es por ello la urgencia de recurrir a un psicólogo, terapista familiar o líder espiritual que te ayude a determinar la causa, y diseñar un plan de acción que te permita afrontar y superar la situación.