En la actualidad mundial y más que todo en países de Sudamérica, el ahorrar dinero, se convierte en una meta casi imposible para un joven, bien sea porque está iniciando sus estudios universitarios o porque posee un empleo con un salario muy bajo. Sin embargo si eres una persona ordenada con tu dinero y quieres ahorrar hay que tener en cuenta que si se puede lograr, así puedas llegar a pensar que no te alcanza lo poco que percibes de sueldo, porque apenas eres un joven profesional.

Organízate y atesora.

Ahorrar dinero de joven puede generarte muchísimos beneficios. Hasta podrías emplear ese capital para cancelar o pagar tus estudios universitarios, darte un buen gusto, puedes economizar hasta poseer más edad y usarlo más adelante para otros fines o formalizar el pago inicial de un auto o tu primera casa. Todo en este mundo es posible, aunque no lo parezca  

Claro está que esta tarea de ahorrar, no es tan sencilla como parece y más ante un mundo que nos invita a ser cada día más consumistas. Debes conservar la virtud de la templanza y vencer cualquier tentación de gastar dinero en cosas que no son prioridad en ese momento; y también debes hacerte responsable por tus acciones y asumir las consecuencias.

Establece prioridades: ¿qué hacer con el dinero?

Una causa por la que muchos jóvenes no logran sus metas económicas, es porque no saben en qué y cómo gastar el dinero que tienen. Decidir qué quieres y establecer prioridades y necesidades, se convierte entonces en el primer paso de qué hacer con tu dinero.

Si se te complica o te parece difícil decidir qué quieres hacer con el dinero, es momento preciso de consultarlos con miembros de confianza entre tus amistades y familiares, jamás preguntes a extraños, porque puede traerte malas consecuencias.  Pensar con otras personas que te conocen muy bien, te beneficiará en despertar nuevamente tus objetivos en la vida y hacer que se materialicen tus sueños.

Escoge un objetivo de tu ahorro.

Cuando ya tengas claro lo que harás con tus ahorros, puedes fijar un monto semanal o mensual dependiendo tu sueldo o cualquier otra fuente de ingreso extra que puedas tener.

Ahorrar un 30 % de todo el dinero que recibas, podría ser un buen comienzo y una buena estrategia, para iniciar este camino, de esta manera podrías crear un buen hábito y aprender a controlar los impulsos y gastar el dinero en cosas innecesarias.

También puedes tener y sacar cuenta de la cantidad de capital que puedes lograr en un determinado lapso de tiempo.  Esto te ayudará a determinar cuánto tienes que ahorrar cada semana o cada mes.

Apertura una cuenta bancaria.

El aperturar una cuenta bancaria en cualquier entidad,  es un buen inicio para volverse como joven más juicioso, sensato y tener sentido de responsabilidad. Esto te ayudará a madurar en cuanto a crear consciencia de controlar de la mejor manera tus ingresos.

Si posees menos de 18 años, es probable que tus padres tengan la potestad en la cuenta, pero eso no es impedimento para que el joven la administre. Una cuenta conjunta es una forma en la que muchos bancos ofrecen cuentas para menores. Esto podría ser una desventaja, pero también puede dificultar gastar tu dinero cuando quieras hacerlo, por el hecho de que tus padres tienen el control

Sin embargo existen en la actualidad muchas entidades bancarias donde con 16 años permiten tener cuentas bancarias, o en su defecto ofrecen planes de aperturar cuentas para menores de edad con poca capacidad. Podría esto convertirse también en un primer paso, cosa que más adelante si pueda tener la cuenta más fondos, o en su defecto abrir otra cuenta cuando poseas la mayoría de edad.

Si por cualquier razón no deseas aperturar una cuenta bancaria, te invitamos a colocar el dinero en una caja con candado y trata de ser prudente al gastar el dinero en cosas que realmente necesites.