No estás en lo cierto si desmeritas la importancia que tienen las relaciones con el jefe dentro de la organización donde trabajas y la influencia que éstas tienen en tu futuro laboral; en pro de mejorar las relaciones humanas en el trabajo, queremos darte ciertos consejos para que tu trato con el jefe esté de acuerdo a las recomendaciones que generalmente deben llevarse dentro de las empresas entre jefes y subalternos.

Determinando las relaciones interpersonales en el trabajo.

Es importante observar la organización, y determinar cuáles son las formas en las que el resto de compañeros manejan las relaciones interpersonales en el trabajo, incluyendo las que tienen con el jefe. Del mismo modo, se debe ver como es el trato que el jefe tiene con las personas que desempeñan cargos inferiores a su investidura, luego de determinar cuál es la situación real de las relaciones humanas, podríamos empezar definiendo cuáles van a ser los criterios que manejaremos en nuestras relaciones con los demás, incluido el jefe.

La sensatez en la relación laboral con el jefe.

Lo fundamental es tener una relación adecuada con nuestro jefe, sin embargo, esta relación no debe estar basada en los extremos, es decir, en la confianza absoluta o desconfianza absoluta. Es vital el equilibrio en nuestra relación laboral con el jefe. Recordemos que aspectos como la confianza se van ganando paulatinamente con el paso del tiempo, nunca debemos darnos por vencidos en nuestro deseo de llevar un entendimiento cordial con nuestros superiores de la pirámide organizacional.

foto persona en el escritorio Aprendiendo Buenas Relaciones JefeLa importancia del cargo en las relaciones de trabajo.

Habitualmente los jefes tienen un personal más cercano que otros, aquellos cuyas funciones laborales están más relacionadas al jefe, casi siempre han sido elegidos por éste para dichos cargos, sin embargo, aunque no seamos muy cercanos al jefe, nuestro trabajo puede ser la mejor forma de darnos a conocer ante nuestro superior. Si somos una persona que cumple eficientemente sus tareas, sin duda vamos a tener una relación de trabajo positiva con el jefe, la cual irá permitiendo gradualmente que la empatía vaya creciendo. Ten presente que muy probablemente tu necesites más el empleo, que el jefe tus funciones.

Para tener buenas relaciones humanas, analiza tu personalidad y la del jefe.

Todos tenemos maneras diferentes de comportarnos en sociedad, es por ello que la ciencia a través de la psicología ha definido los tipos de personalidad o temperamentos, y aunque en esta oportunidad no hablaremos específicamente de ellos, si es necesario que hagamos un autoanálisis de nuestro carácter, para luego hacer lo mismo con la personalidad del jefe, y determinar de qué tipo es, así nos daremos cuenta si a nivel de personalidad somos compatibles o no, y si hay posibilidades de llevar buenas relaciones interpersonales con él. La teoría nos indica cuales tipos de personalidad son más compatibles que otros. Si tenemos una personalidad parecida a la de nuestro jefe, quizás la relación no llegue a ser la mejor.

El éxito de la relación laboral: Ser pacientes, pero no sumisos.

Si nuestra personalidad es muy sensible, fácilmente podríamos perder la compostura ante cualquier incentivo del ambiente, y llorar, reír, alterar nuestro comportamiento adecuado, razón por la cual se hace muy importante controlar nuestras emociones, sin embargo, para tener una buena relación de trabajo con el jefe, no quiere decir que obviemos esas emociones, o dejemos de decir lo que pensamos, lo ideal está en manifestar nuestras posiciones en aspectos laborales, e incluso personales, con el mayor respeto y consideración hacia los demás.

Hagamos valer nuestra opinión, pero respetemos también la de los demás. Diversos estudios de la conducta laboral y las relaciones interpersonales en el trabajo indican, que dentro de las organizaciones son más respetadas aquellas personas que manifiestan su manera de pensar directamente, a aquellas que son sumisas y aceptan tranquilamente todo lo que se les diga o asigne, aunque no estén de acuerdo.

En nuestros trabajos tiene mucho valor la honestidad y sinceridad, aunque quizás nuestra labor no tenga que ver con la administración de dinero, son importantes estos valores dentro de las relaciones humanas en el trabajo, principalmente porque ante nadie deberíamos aparentar lo que no somos, ni decir que sentimos lo que no sea cierto.

Destacando nuestro trabajo para tener buenas relaciones laborales.

Lo que debe hacer que nos destaquemos dentro de nuestro trabajo es la idoneidad profesional, y no cualquier otra cosa alejada de eso. Es habitual escuchar decir de personas que se caracterizan por ser conflictivas, y sin duda que al tener ese comportamiento no solamente tendremos una mala relación laboral con el jefe, sino con todo el mundo. Debemos buscar la manera de resaltar nuestros logros laborales sin parecer que nos estamos vanagloriando, el manifestar nuestros éxitos es una forma de decir que debemos ser apreciados como trabajadores.

El valor del respeto dentro de las relaciones humanas en el trabajo.

El respeto es básico es cualquier relación, y mucho más en las que llevamos en nuestro trabajo, especialmente con el jefe. Debemos ser tolerantes en aceptar a los demás como son y reconocer que todos tenemos defectos, sin embargo, que esto no nos impida ser proactivos y consecuentes con los objetivos de la organización. Siempre debemos ofrecer más de lo que nos piden y aportar un valor agregado a nuestro trabajo. Es imprescindible para tener buenas relaciones interpersonales en el trabajo ser promotores del diálogo y la rectificación, solo así podremos llevar una relación cordial con nuestros jefes, y con todas las personas que nos rodean.