Una acción clara de que estamos interesados en mejorar nuestros ingresos y bienestar es nuestro deseo de invertir, y la inversión de nuestros ahorros en Bolsa de Valores, puede ser una opción rentable de multiplicar nuestro dinero, sin embargo, este tipo de inversión amerita que dediquemos tiempo en conocer cómo funciona este sistema financiero de oferta y demanda. Como en cualquier rama de la economía, para tener éxito debemos evaluar riesgos y oportunidades, y la única forma de hacer las mejores elecciones es teniendo los conocimientos que nos den los mecanismos propicios para elegir correctamente y tomar decisiones.

No solamente para el área financiera o de Bolsa, sino para todos los aspectos de la vida, tenemos que considerar las cosas en su justa medida, y que no intervengan las emociones. Por más difícil que parezca, si es posible. En el área financiera no debemos actuar con el corazón, sino con la razón, y nuestras decisiones de inversión deben estar fundamentadas en el estudio de los datos, porque no hay nada más objetivo que el análisis de cifras frías y confiables.

Analizando las cifras de Bolsa.

La mejor forma de analizar los números es estudiando el comportamiento y efectividad de las diferentes acciones que concentra una Bolsa de Valores, ya sean específicamente de una empresa o un conjunto de éstas. La información que nos brinden los números debe ser lo que nos impele a actuar; es preeminente para nosotros tener clara la diferencia entre una cifra sola y la información que esa misma cifra nos ofrezca, además de conjugar los elementos cuantitativos con los cualitativos.

Por ejemplo, una empresa fabricante de salsa de tomate tuvo una desaceleración de su rendimiento en Bolsa durante el mes de abril de 2015, después tuvo un rendimiento productivo constante desde el mes de junio del mismo año, eso dicen las cifras, pero sólo la interpretación cualitativa nos da la razón por la cual la empresa bajó su rendimiento, y esa es que a finales del mes de marzo 2015 hubo un incendio que comprometió las operaciones de la empresa, las cuales se encausaron nuevamente hacia el mes de mayo. Allí radica la importancia de no solamente conocer las cifras, sino la razón que originan las cifras.

Bolsa de Valores, ¿Cómo funciona?

Lo ideal para aprender a estudiar todo lo referente a Bolsa de Valores y como funciona, está en el interés que tengamos para conocer las teorías, pero no sólo el hecho de buscar buenas fuentes de información y conocer más a través de bibliografías actualizadas las opiniones de los expertos, sino aplicando los conocimientos adquiridos.

Los miedos a invertir en Bolsa de Valores.

La posibilidad del fracaso, puede generar en nosotros un miedo que nos inmoviliza para actuar, y en el caso de las inversiones en Bolsa de Valores no se puede escapar a este temor habitual. Debemos actuar sin temor al fracaso, pero siempre considerando que las pérdidas son una posibilidad clara, de tal modo que hagamos todo lo posible para no perder, aunque al final la pérdida puede ser el resultado.

Las oportunidades de inversión en Bolsa.

Hay un dicho que dice que las oportunidades se presentan una sola vez, pero esta expresión no es del todo cierta para el área financiera, siempre hay nuevas oportunidades, el secreto estará en aprovecharlas y actuar acorde a las exigencias de la oportunidad. Muchas veces conocemos de la oportunidad pero no la aprovechamos de la manera correcta. En el área financiera, y especialmente de Bolsa, tenemos que tener presente que cada error puede significar la pérdida de mucho dinero.

Aprendiendo a trabajar en Bolsa de Valores.

¿Será que la única forma de aprender es entrando directamente a cotizar en la Bolsa de Valores? No. Actualmente hay muchos mecanismos a través de los cuales podemos aprender a usar la Bolsa de Valores como una forma útil de acrecentar nuestros ingresos, existen una amplia gama de aplicaciones, páginas web, juegos, que de una forma muy apegada a la realidad, capacitan al usuario en todos los aspectos que se deben conocer para formar parte del sistema de Bolsa de Valores. Se aprende a hacer transacciones, hacer ofertas, evaluar demanda, analizar números, entre otras muchas variables que te pueden hacer un experto.

Debemos concientizarnos en el aspecto de que siempre habrá riesgos, en algunos casos serán más factibles que sucedan y en otros no, por lo cual una buena manera de evitarlos es escuchando la voz de los profesionales a través de su experiencia adquirida sobre el trabajo en Bolsa. Escuchemos las malas experiencias que nos servirán de referencia, pero también hagamos énfasis en atender las buenas, sin embargo, no nos hagamos prejuicios por las vivencias de los demás. Oigamos a los que les ha ido bien, también a quienes les ha ido mal, pero siempre confiemos en nuestro instinto. Formemos nuestros propios criterios, y sigamos adelante.

La recomendación final es que estudiemos el funcionamiento de las Bolsas de Valores, vayamos a fuentes confiables y certificadas, estemos conscientes de que los resultados positivos o negativos, no llegarán en poco tiempo, todo lleva un ritmo acorde a la realidad del momento, apliquemos lo que hemos aprendido y seamos constantes, la perseverancia siempre traerá una buena recompensa.