Cuando queremos comer sano, usamos muchas excusas para no hacerlo, y una de esas es decir que el comer saludablemente sale más caro que la dieta que normalmente consumimos, otra cosa que mencionamos es lo poco atractiva y apetitosa que nos parecen los alimentos saludables. Es básico saber cómo ahorrar dinero en comida, y debemos tener claro que comer bien no necesariamente significa comer más caro, y los alimentos que compramos para nuestro consumo pueden determinar en gran medida el éxito de nuestro presupuesto familiar.

Cómo ahorrar dinero siendo vegetarianos.

Aunque decimos lo contrario, el consumo de carnes de res, pollo o cerdo, tienen un precio mayor en el mercado que los vegetales, los cuales bien preparados pueden ser deliciosos y sustituir a través de ellos los nutrientes que pueden aportarnos las carnes. Esta realidad nos puede ayudar a pensar en estipular dos o tres días a la semana para consumir alimentos completamente vegetarianos ¡Veámosle el lado positivo!, entre una de esas cosas positivas, es que vamos a restringir el nivel de ácido úrico en nuestro organismo, éste entre otros muchos beneficios, son los que puede traer a nuestra salud la baja de consumo de carnes, principalmente las rojas. Es una forma de ahorrar dinero en comida y ganando en salud.

Tu aliada para ahorrar dinero: la nevera.

En varias oportunidades tenemos que desechar alimentos porque se han vencido, o en el peor de los casos, se han descompuesto por no utilizarlos a tiempo, eso es contraproducente en nuestro objetivo de ahorrar en comida. Además de las carnes, las hortalizas pueden ser guardadas en el congelador, incluso, el mantenerlas congeladas no hace que pierdan sus propiedades nutritivas, sino que más bien las preservan y potencian.

Es probable que dispongamos en casa de un tiempo libre que nos permita cocinar, por ejemplo, para tres días o incluso una semana, los alimentos que cocinemos podemos guardarlos congelados, y calentarlos al momento que vayan a ser consumidos. Para ahorrar en comida hay que tener presente la necesidad de tener los envases adecuados, y que puedan ser descongelados en el microondas.

Cómo ahorrar dinero con las raciones adecuadas.

Una de las formas que debemos conocer sobre cómo ahorrar dinero a través de la comida, es sirviendo las raciones adecuadas, es probable que en el caso de los niños les sirvamos en su plato una cantidad superior a la que están dispuestos a consumir, esto nos permitirá evitar botar alimentos al cesto de desperdicios. También lo debemos ver como una forma de controlar la cantidad de comida que ingerimos, en el caso de España, la obesidad para las próximas décadas se espera afecte a más del 35 % de hombres y el 20% en las mujeres, por lo cual todas las medidas que podamos tomar hoy, serán de beneficio para nuestra salud como país.

Recetas que permiten ahorrar.

Hay alimentos como el arroz, pasta y pan que siempre quedan cocidos en nuestra nevera, podemos indagar sobre la gran variedad de recetas que se pueden realizar con estos tres alimentos mencionados, los resultados son deliciosos y nutritivos. Es sin duda imprescindible, por salud y una manera de cómo ahorrar dinero, es evitar la continuidad de las comidas que hacemos en la calle, en muchas oportunidades esos platillos no está acordes a las medidas de higiene y nutrición que debemos tener, y además representan un egreso importante que podríamos destinar para otro rubro de nuestro presupuesto personal. Entre las principales razones por las que comemos fuera de nuestro hogar están las causas laborales, es decir, tenemos poco tiempo para almorzar, y no tenemos oportunidad de ir hasta nuestra casa y volver, es por ello que te recomendamos llevar tu comida al trabajo. Prueba hacerlo una semana, estamos seguros que integrarás esa costumbre a tu rutina.

Realiza un menú semanal y compra los alimentos que necesitarás acordes a dicho menú, verás las ventajas que tendrás en diversos aspectos. Otra buena opción para ahorrar dinero es comprar alimentos no perecederos por buenas cantidades, que puedan durarte en la alacena hasta seis meses o incluso un año. Al principio lo puedes ver como un gasto de envergadura innecesario, pero el transcurrir de los meses te demostrará lo contrario.

Los alimentos de temporada, especialmente las frutas, siempre están a un menor costo, y puedes incluirlos cotidianamente en tu dieta diaria. Si queremos evitar gastos innecesarios, la oportunidad que te brindan los alimentos es de gran valor. Al ahorrar en comida serás una persona más sana, no sólo físicamente, sino también en las finanzas de tu hogar.

Tu aliada: la nevera.

En varias oportunidades tenemos que desechar alimentos porque se han vencido, o en el peor de los casos, se han descompuesto por no utilizarlos a tiempo, eso es contraproducente en nuestro objetivo de ahorrar en comida. Además de las carnes, las hortalizas pueden ser guardadas en el congelador, incluso, el mantenerlas congeladas no hace que pierdan sus propiedades nutritivas, sino que más bien las preservan y potencian.

Es probable que dispongamos en casa de un tiempo libre que nos permita cocinar, por ejemplo, para tres días o incluso una semana, los alimentos que cocinemos podemos guardarlos congelados, y calentarlos al momento que vayan a ser consumidos. Para ahorrar en comida hay que tener presente la necesidad de tener los envases adecuados, y que puedan ser descongelados en el microondas.

Raciones adecuadas.

Una de las maneras de ahorrar la comida es sirviendo las raciones adecuadas, es probable que en el caso de los niños les sirvamos en su plato una cantidad superior a la que están dispuestos a consumir, esto nos permitirá evitar botar alimentos al cesto de desperdicios. También lo debemos ver como una forma de controlar la cantidad de comida que ingerimos, en el caso de España, la obesidad para las próximas décadas se espera afecte a más del 35 % de hombres y el 20% en las mujeres, por lo cual todas las medidas que podamos tomar hoy, serán de beneficio para nuestra salud como país.

Recetas ahorrativas.

Hay alimentos como el arroz, pasta y pan que siempre quedan cocidos en nuestra nevera, podemos indagar sobre la gran variedad de recetas que se pueden realizar con estos tres alimentos mencionados, los resultados son deliciosos y nutritivos. Es sin duda imprescindible, por salud y como plan de ahorro, evitar la continuidad de las comidas que hacemos en la calle, en muchas oportunidades esos platillos no están acordes a las medidas de higiene y nutrición que debemos tener, y además representan un egreso importante que podríamos destinar para otro rubro de nuestro presupuesto personal. Entre las principales razones por las que comemos fuera de nuestro hogar están las causas laborales, es decir, tenemos poco tiempo para almorzar, y no tenemos oportunidad de ir hasta nuestra casa y volver, es por ello que te recomendamos llevar tu comida al trabajo. Prueba hacerlo una semana, estamos seguros que integrarás esa costumbre a tu rutina.

Realiza un menú semanal y compra los alimentos que necesitarás acordes a dicho menú, verás las ventajas que tendrás en diversos aspectos. Otra buena opción para ahorrar dinero es comprar alimentos no perecederos por buenas cantidades, que puedan durarte en la alacena hasta seis meses o incluso un año. Al principio lo puedes ver como un gasto de envergadura innecesario, pero el transcurrir de los meses te demostrará lo contrario.

Los alimentos de temporada, especialmente las frutas, siempre están a un menor costo, y puedes incluirlos cotidianamente en tu dieta diaria. Si queremos evitar gastos innecesarios, la oportunidad que te brindan los alimentos es de gran valor. Al ahorrar en comida serás una persona más sana, no sólo físicamente, sino también en las finanzas de tu hogar.