El ser ciudadanos de un país nos provee una serie de derechos que debemos como individuos racionales hacerlos valer, respetar y exigir, pero así como tenemos derechos, también tenemos deberes, y dentro de estos deberes está el pago de impuestos, conocemos que con el dinero recaudado se mantiene la estructura de servicios y administración del Estado, razón por la cual es importante que cada ciudadano cumpla con su deber, pero, ¿Cuáles son los impuestos que debo pagar?

El sistema tributario español diferencia para las personas los impuestos en dos grandes grupos, los directos e indirectos. Ambos tipos de impuestos tienen unas características especiales, las cuales definiremos seguidamente:

Los impuestos directos son aquellos relacionados a la renta y patrimonio de los particulares. Estos son el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), el Impuesto sobre Sociedades (IS), el Impuesto sobre el Patrimonio, Impuesto sobre la Renta de No Residentes, el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

Del mismo modo tenemos los impuestos indirectos, que son los que están relacionados a la producción, consumo, servicios, entre los que destacan: el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados (ITPAJD), los Impuestos Especiales, Impuesto sobre las Primas de Seguros y Tributos sobre el Juego. Las Comunidades Autónomas también tienen discrecionalidad en cuanto al establecimiento de otros impuestos complementarios del sistema tributario, basados en las atribuciones que les otorga la Constitución de España.

Hay otros impuestos del sistema tributario español relacionados a la función comercial que son el IRPF, Impuesto sobre sociedades y personas jurídicas e IVA. También están los impuestos municipales, cuyos agentes recaudadores son los municipios, entre los más importantes están: Impuesto de actividades económicas (IAE),  Impuesto sobre bienes inmuebles (contribución),  Impuesto sobre vehículos de tracción mecánica,  Impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos (plusvalía).

foto calculadora y laptop impuestos españaImportancia de los impuestos.

El gasto público está muy relacionado a la recaudación de impuestos, principalmente porque a través del sistema tributario español es la vía por la cual se nutren de recursos las finanzas del Estado. Si se desea no tener déficit en las finanzas públicas, se debe actuar de dos maneras, o aumentando la recaudación de impuestos o bajando el gasto. En los últimos años los entes recaudadores de impuestos han tenido un arduo trabajo que ha sido “exitoso”. Por ejemplo en el año 2014, se registró la mayor recaudación de la historia, específicamente a los impuestos relacionados al Impuesto Sobre la Renta e Impuesto al Valor Añadido (IRPF e IVA). ¿Este dato significa que España tiene buena salud en cuanto a recaudación? No.

El Recurso humano del sistema tributario español en comparación con el resto de Europa.

Las cifras no mienten, España es el país con menor inversión de recursos en su sistema tributario para la recaudación de impuestos, especialmente el recurso humano, la cantidad de personas involucradas está muy por debajo de la media europea. También un dato que llama la atención es el promedio de edad del personal recaudador, cuyo porcentaje mayor está entre los 50 y 59 años. A aspectos como la poca cantidad de personas recaudadoras de impuestos, se podría atribuir la facilidad de evasión fiscal.

España por debajo de la media europea en relación a la recaudación de impuestos.

España y su sistema tributario están por debajo de la media europea en cuanto a la recaudación de impuestos, cada tipo de impuesto tiene una singularidad que analizamos brevemente a continuación:

  • En cuanto al Impuesto Sobre la Renta, España tuvo una recaudación del 7,7% de su Producto Interno Bruto, y la media en Europa fue de 9,4%. Resalta de manera llamativa el caso de Dinamarca, que en este rubro logró el 29,9% de su PIB.

 

  • Cuando hablamos del IVA, sólo dos países del continente recaudan menos impuestos que España, en este caso Italia e Irlanda. En el año 2014 la recaudación española fue del 6,2% del PIB. A pesar de los pronósticos de un aumento en la recaudación del IVA para los próximos años, gracias a las características de la economía en nuestro país, se estima que seguirá estando por debajo de la media en Europa.

 

  • En el impuesto sobre sociedades, el comportamiento en los últimos años ha sido muy fluctuante. Desde datos de recaudación en 2007 sobre los 50 mil millones de euros, ha bajado, por ejemplo en 2014 ha menos de 21 mil millones, lo que representa menos del 2% del PIB español.

 

Aún hay mucho que analizar y evaluar con respecto al comportamiento de los españoles en la contribución con sus impuestos, sin embargo, también es objeto de atención las políticas que el Estado español tiene con respecto al incentivo y métodos de recaudación de impuestos. Lo que es un hecho, es que la salud de la economía de un país está muy relacionada a su sistema tributario y la disciplina fiscal.