Este producto de la banca, es conocido por todos y representa lamentablemente para muchos una tabla de salvación para los finales del mes. Es importante solicitar una tarjeta de crédito porque puede ser muy útil, pero sus beneficios pueden transformarse en calamidad si no aprendemos a cómo usarla adecuadamente. Para que empleemos correctamente la tarjeta de crédito, debemos conocer una serie de aspectos que van a regir nuestra conducta financiera. En las próximas líneas resaltaremos las diversas opciones que tienes para utilizar adecuadamente esta herramienta financiera.

Sensación de bonanza que provee la tarjeta de crédito.

Uno de los atributos que tiene la tarjeta de crédito y pueden ser perjudiciales si no se saben utilizar, es ofrecer al tarjetahabiente una sensación ficticia de bonanza financiera. Nuestro límite de crédito es una oportunidad de gasto que nos brinda la entidad financiera gestora de la tarjeta, pero eso no significa que tengamos esa capacidad personal de gasto real, y ese es uno de los principales problemas que se pueden tener al pagar con la tarjeta de crédito, creer que estamos en la posibilidad de disponer de la totalidad del límite de nuestro crédito. En algunos casos, eso sí es una realidad, personas con la solvencia financiera requerida para estar en la capacidad de pagar a tiempo los compromisos que surjan de sus consumos.

La Tarjeta de Crédito, ¿Adecuada para todo?

Podemos usarla para lo que deseemos, pero ¿Verdaderamente debemos? Lo primero que debemos hacer es evaluar nuestros últimos 5 gastos con la tarjeta de crédito y verificar qué fue lo que compramos, si al menos 3 de esos gastos fueron para cosas como: Comida, el pago de una medicina, o una prenda sencilla de vestir, debes reconocer que tu salud financiera no está bien, lo que se evidencia en tu comportamiento. Los principales pagos con la tarjeta de crédito deben ser para la adquisición de cosas duraderas y que representen un gasto considerable, por ejemplo aparatos electrodomésticos.

Es posible, que dentro de tu lista de últimos gastos está un imprevisto, y eso se corresponde con las cosas para las que debería usarse la tarjeta de crédito, pueden ser una forma oportuna para salir de una emergencia, o la necesidad de hacer un gasto mayor que esté fuera de nuestro presupuesto, y que exige ser saldado prontamente.

¿Cómo usar la Tarjeta de Crédito a mi favor?

Debes saber dos cosas, conocer exactamente la fecha de facturación y fecha de liquidación. La primera se corresponde con lo que comúnmente llamamos fecha de corte, cuando el banco hace un informe de los gastos del período y establece el monto a cancelar. La segunda fecha se refiere al día en que se debe pagar la deuda, o al menos hacer un pago a la tarjeta de crédito mínimo establecido por el banco.

Una de las maneras de aprovechar la tarjeta de crédito es haciendo gastos con ella, pero depositar el mismo monto gastado al fondo disponible de la tarjeta antes de la fecha de facturación, esto te permitirá no pagar ningún tipo de interés. Es propicio hacer énfasis en que las tasas de interés más altas del mercado se corresponden principalmente con las de tarjeta de crédito.

Es muy importante que evites las demoras en el pago de tu tarjeta de crédito, porque de este modo irás haciendo un historial crediticio positivo, donde será más factible un próximo aumento a tu límite de crédito. No te conformes con pagar solamente el monto que el banco te recomienda como pago minino, en tal sentido un promedio apropiado para la cancelación de ese pago puede ser duplicar dicho monto, si solamente nos limitamos a lo mínimo podríamos estar triplicando el precio de lo adquirido.

Recordar siempre el pago de tu tarjeta de crédito.

El pago de la tarjeta de crédito debe formar parte de tu cotidianidad, así como pagas los servicios básicos, también debes tomarte tu tiempo y disponibilidad financiera para hacer el pago de tu tarjeta.

Los bancos ofrecen otros productos y servicios relacionados con las tarjetas de crédito que pueden ser aprovechados por los clientes, es importante que los conozcas, y en cuanto sea posible disfrute de ellos. Siempre debes llevar un control de los movimientos, transacciones y pagos con tu tarjeta de crédito, de este modo podrás limitar tus gastos y constatar si en algún momento eres víctima de un fraude.

¿Es bueno tener varias tarjetas de crédito?

Algunas personas desean tener varias tarjetas de crédito, e incluso es un comportamiento común siempre solicitar tarjeta de crédito, sin embargo, el hecho de poseer muchas tarjetas, no siempre significa una ventaja económica, por lo tanto es mejor tener solo una, pero bien controlada y manejada. Igualmente, es clave tener presente la fecha de vencimiento de la tarjeta para evitar cualquier inconveniente, algunas semanas antes de cumplirse el vencimiento debes solicitar al banco su reposición.

Enseña a tu familia a hacer un uso correcto de la tarjeta de crédito, toda la educación financiera que puedas brindar a tu entorno, nunca estará de más. Si tomas en consideración las recomendaciones que te hemos expresado, vas a alcanzar buenos niveles de satisfacción con los productos financieros de los que dispones.