Todos podemos tener la necesidad de percibir ganancias adicionales, y una actividad que nos produzca los dividendos que nos sirvan para mejorar los ingresos de nuestras finanzas familiares. Una oportunidad se puede abrir con la venta de ropa usada, actividad que nos puede traer una amplia gama de ventajas, y en la cual puede estar involucrada toda la familia. Seguidamente te daremos varias recomendaciones que pueden significar un antes y un después en la manera que podemos producir dinero desde tu hogar.

La ropa usada de tu closet.

Con la venta de ropa usada podemos traer muchos beneficios a nuestro hogar, el primero de ellos es que cada uno tiene en su closet una buena cantidad de ropa que no usamos, ya sea porque no nos gusta, hemos aumentado o bajado de peso, o hemos podido renovar nuestro guarda ropa. Para todos es necesario desahogar un poco el espacio físico, y mucho más si es para habilitar la entrada de ropa nueva. Así que es primordial tomarnos el tiempo para seleccionar las prendas de vestir que podríamos vender; te recomendamos establecerla en las siguientes categorías:

  • La que uso. Aquella ropa que forma parte de mi cotidianidad, y día a día.

 

  • La que no uso. Son las prendas de vestir que más allá de que no sean de la temporada, tenemos mucho tiempo que no usamos, pero es ropa que está en buenas condiciones para poder vendida.

 

  • Luego de elegir la ropa, tenemos que clasificarla en colores u ocasión para la que puede servir, ropa deportiva, ropa de fiesta, pantalones, camisas, corbatas, entre otras. Aunque sea de nosotros mismos, es probable haya de diferentes tamaños, por lo cual tenemos que ubicarlas según su talla.

 

Vender la ropa usada de toda la familia.

Esta oportunidad de negocio desde casa es oportuna para involucrar a todos los miembros de la familia, porque el proceso de selección de la ropa puede ser realizado por cada uno de los integrantes del hogar. Entre las ventajas que tendría está el orden, limpieza y posibilidad de tener más volumen de mercancía para vender. Si por algún motivo, no todos los miembros de la familia están ganados a participar en la venta de ropa usada, se puede empezar con la ropa de algunos nada más, y si el negocio es exitoso, seguramente muy pronto estará toda la familia incluida en esta forma de generar ingresos desde el hogar.

foto de ropa usadaRopa apta para la venta: Lavada y planchada.

Luego de la selección, es importante preparar las prendas de vestir, lavándolas y planchándolas cuidadosamente. La ropa, por más que esté en buenas condiciones, no será muy atractiva si no está bien presentada, razón que hace imprescindible que tomemos el tiempo para prepararla.

¿Cuál es el siguiente paso para vender la ropa barata?

Serían pocas las excepciones en las que una ropa usada esté por encima de una nueva en su valor económico, así que todo el que desee comprar una ropa barata es porque no podría quizás en ese momento adquirir una nueva. Debemos ser conscientes en cuanto a los precios que coloquemos, no esperemos venderlas caras si no lo valen. Es común hacer una venta en tu propia casa, o también contactar a las personas y ofrecerlas, para lo cual podrías hacer una especie de catálogo con fotografías, donde esté reflejada toda la ropa usada que estará a la venta y su precio.

Del mismo modo, hay tiendas especializadas en la venta de prendas de vestir usadas,  puedes dirigirte a estos negocios y ofrecer la ropa con la que cuentas. La mayoría de estas tiendas reciben la mercancía, y te aportan su costo solo si fueron vendidas. Dentro del mercado, la ropa americana es de las más apetecibles por los clientes, debido a las marcas y fama de duración por su gran calidad, así que al tener en tu closet ropa proveniente de américa, será más fácil de vender.

Utiliza las redes sociales para vender ropa barata.

Puedes tener a tus redes sociales como una herramienta para la promoción de las prendas de vestir que estarás vendiendo. Tu círculo de amigos, y hasta más allá, pueden tener acceso a las imágenes de la ropa barata que estarás a disposición. La venta de ropa podría transformarse en un negocio importante para nuestra economía familiar, porque incluso podríamos ser nosotros los que adquiramos ropa usada de otras personas para luego ser vendida. Sin duda, que con un poco de ingenio e imaginación, podemos buscar los medios para tener más y mejores ingresos.